More, el renovado mito de Ícaro

Cuenta el mito que Dédalo, arquitecto del laberinto del Minotauro, fue retenido en la isla de Creta junto a su hijo, Ícaro, por el rey Minos. Ante la imposibilidad de abandonar la ínsula por mar, dado que el monarca ejercía una estrecha vigilancia sobre sus designios, Dédalo decidió construir unas alas para él y su vástago con la ayuda de plumas, hilo y cera. Una vez terminada su creación, ambos lograron huir volando, sin embargo, Ícaro se elevó tan alto que el calor del sol derritió el aglutinante de sus alas precipitándose y perdiendo la vida en Icaria, en las cercanías de Samos. En 1969, el director francés Barbet Schroeder debutó con su ópera prima «More» (íd., 1969), una adaptación del mito aquí descrito, ambientada en la cultura hippie de la Ibiza de finales de los años sesenta y con el consumo de drogas como trasfondo.

Un precoz Barbet Schroeder fundó con apenas veintitrés años de edad su propia productora, «Les films du Losange», encargada de producir alguno de los títulos más destacados de la Nueva Ola Francesa. No obstante, el realizador tardó cinco años en dirigir su primer largometraje, «More», estrenado en mayo de 1969 durante la vigésimo segunda edición del Festival Internacional de Cine de Cannes. El propio Schroeder fue el encargado de escribir el guión –con la colaboCaratularación de Eugène Archer, Mimsy Farmer, Paul Gardner y Paul Gégauff– de este controvertido film contracultural hoy elevado a la categoría de culto, en gran medida, gracias a su banda sonora original compuesta por Pink Floyd.

La película narra las experiencias de Estefan Brückner (Klaus Grünberg), un joven alemán que acaba de finalizar sus estudios de Matemáticas. Estefan abandona su ciudad natal, Lübeck, y se lanza a la carretera, recalando en París. Allí conoce a Charlie (Michel Chanderli), un buscavidas que sobrevive jugando a las cartas y robando. Durante una fiesta en la que han planeado dar un palo, Estefan conoce a una norteamericana llamada Estelle Miller (Mimsy Farmer). Ambos inician de este modo una relación amorosa que conducirá los pasos de Estefan hasta Ibiza, donde la joven estadounidense reside en un hotel regentado por el Doctor Wolf (Henry Wolf), un alemán de pasado nazi. Los celos y el consumo abusivo de drogas, en especial de heroína, convertirán las vidas de Estefan y Estelle en una tragedia de final dramático.

Barbet Schroeder plasma en «More» las luces y las sombras del movimiento hippie sin atender a convencionalismos morales. El director aborda en esta película los pilares del modo de vida hippie, prestando especial atención a la liberación sexual, al viaje en busca de lo exótico y al consumo de drogas. Con independencia de todo lo referente a esta cultura, Schroeder también aprovecha la ocasión para describir la violencia latente en el seno de una pareja así como la connivencia con la que las autoridades españolas acogieron tras la Segunda Guerra Mundial a criminales de guerra nazis o individuos vinculados al Tercer Reich.

Schroeder trata estos temas alejado de sensacionalismos y con un inusitado sentido del naturalismo. Tal y como Gavin Smith recoge en la página web dedicada al realizador galo, en «More» es palpable un impulso que hurga en las consecuencias morales y filosóficas derivadas de una búsqueda de la libertad que va más allá de los preceptos de la sociedad occidental convencional. A este respecto se plantean los aspectos ya mencionados con anterioridad –el viaje, las drogas y el amor libre- y que, en definitiva, tienen que ver con la indagación de lo desconocido, tanto en el plano físico como en el plano colectivo e individual de una generación que pretendía romper sus lazos con sus antecesores.

Durante la década de los sesenta, la isla de Ibiza se convirtió en un lugar de peregrinación para miles de jóvenes llegados de diversos puntos del mundo en busca del sol, su ambiente provinciano –en aquel entonces- y sus entornos naturales idóneos para dejarse llevar lejos del mundanal ruido. Eran los tiempos en los que el turismo alternativo sentaba sus bases al calor de la espiritualidad del movimiento hippie, atraído por lugares tales como Irak, Irán, Afganistán, Pakistán, India o Tailandia. En «More», Schroeder refleja de un modo difuso el choque entre la población local y los hippies, que pronto comenzaron a organizar fiestas donde la droga corría como la pólvora al ritmo de la música y a frecuentar locales regentados por avezados empresarios que supieron ver el negocio inherente a estas ansias de libertad, actitud está representada a través del oscuro personaje del Doctor Wolf.

vlcsnap-212506

La inmersión de Schroeder en el movimiento hippie está presidida por un marcado hedonismo que se canaliza a través de la compleja relación de la pareja protagonista con todo tipo de sustancias psicotrópicas. No obstante, la heroína se lleva la palma. El personaje de Estelle -que por momentos recuerda a la malograda actriz de la Factory Warhol, Edie Sedgwick– refleja el lado más salvaje del culto a las drogas. Consumidora ocasional de caballo acaba conduciendo a Estefan al infierno de la adicción. Schroeder incluso se permite la licencia de introducir una escena en la que se hace una simple clasificación entre consumidores. Por un lado, aquellos que consumen hachis o LSD con el objeto de vivir de un modo más intenso. Por otro, los junkies ávidos de picos con el objeto de huir de la vida misma. El mito de Ícaro cobra tintes más dramáticos, si cabe, extrapolado a Estefan quien, absorbido por un consumo galopante, ansía llegar más y más lejos junto a Estelle, convertida en una suerte de sol que acaba quemando todo cuanto se le acerca.

Cabe señalar que la película fue censurada como consecuencia de sus continuas referencias al consumo de drogas. En concreto, fueron suprimidas las escenas más explícitas en las que es posible ver el proceso de preparación de una dosis de heroína o determinadas partes del diálogo perteneciente a la escena en la que Estefan y Estelle preparan un cóctel de drogas. Las partes del metraje suprimidas fueron reincorporadas en la versión restaurada del film.

Las relaciones en el plano de la pareja es el otro tema capital de «More». Schroeder incide en la convivencia entre dos jóvenes minada por la heroína así como por la desconfianza. Si bien la película hace pensar que ambos protagonistas tienen en sus manos la posibilidad de alcanzar sus aspiraciones alejados de la ciudad, toda esperanza se desvanece bajo la alargada sombra del caballo. Del mismo modo, también se ponen sobre la mesa otros temas como el amor libre -idealizado por el triángulo descrito por Estefan, Estelle y su amiga, Cathy (Louise Wink)- y los celos, en este caso desencadenados por la extraña relación mantenida entre Estelle y el Doctor Wolf.

Barbet Schroeder apoyó gran parte del interés plástico de «More» en el trabajo de fotografía llevado a cabo por Néstor Almendros, con quien colaboraría en varias ocasiones. Almendros, una de las figuras más destacadas del cine español plasma con acierto la luz del Mediterráneo y es capaz de generar ambientes que en función de su calidez o sus tonos plomizos contribuyen a intensificar las emociones transmitidas por los intérpretes. La factura aséptica de su trabajo, así como el evitar el empleo de filtros caleidoscópicos o luces estroboscópicas tan presentes en otros títulos similares como, por ejemplo, «El viaje» (The Trip, 1967), de Roger Corman, conecta con el estilo visual del que haría gala Schroeder en sus siguientes films.

vlcsnap-213117

Una banda sonora de lujo

«More» gozó de una gran acogida entre el público. Parte de este éxito fue debido a la colaboración entre Barbet Schroeder y la banda británica Pink Floyd. A principios de 1969, el director encargó al grupo la composición de una banda sonora original para la película. Pink Floyd, que apenas un año atrás había remplazado a su miembro fundador Syd Barrett por el guitarrista y vocalista David Gilmour, ya había participado en otrosPink Floyd proyectos cinematográficos, como es el caso del cortometraje «San Francisco» (íd., 1968), de Anthony Stern, o el film experimental «The Committee» (íd., 1968), de Peter Skyes.

La banda sonora de la película fue lanzada al mercado en junio de 1969 bajo el título «More» (EMI Columbia, 1969). Se trata del tercer álbum de estudio de la banda y el primero que fue grabado sin las ataduras impuestas en sus trabajos previos por Norman Smith, de Abbey Road. Para cuando Schroeder ofreció a Pink Floyd la composición de la música, el film ya había sido editado. «Hicimos la banda sonora de “More” como fruto de una especie de favor personal para Barbet. Él nos mostró la película y nos explicó lo que quería; y nosotros simplemente fuimos al estudio y lo hicimos», señaló al respecto Roger Waters. En concreto, el director deseaba que la banda compusiera una banda sonora que pudiese ser introducida en el film dentro de la acción y que no se limitase simplemente a ser una melodía o canción que sonase de fondo.

Pink Floyd grabó el álbum en apenas ocho días y recibió seiscientas libras por su trabajo. El disco contiene trece cortes que versan entre el folk acústico y la música experimental pasando por los sonidos tribales, el blues o por el sonido más duro de Pink Floyd, presente en canciones como «The Nile Song» o «Ibiza Bar». Asimismo, es preciso destacar otros cortes como «Green is the colour» o la lisérgica «Cymbaline».

El álbum resultó ser un éxito entre el público británico, alcanzando el puesto 9 de las listas. Mientras, en los EEUU tan sólo fue capaz de alcanzar el puesto 153 de la lista Billboard. La experiencia fue edificante y permitió a Pink Floyd demostrar su capacidad para componer su propia música sin atender a las imposiciones de la industria. Un año después, aportaría su música a la película «Zabriskie Point» (íd., 1970), de Michelangelo Antonioni. Del mismo modo, en 1972 colaboraría de nuevo con Schroeder en «El valle» (La vallée, 1972), cuya banda sonora está recogida en el genial disco de rock progresivo «Obscured by clouds» (Harvest, 1972).

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s