El cazador: la generación perdida

El director ítaloamericano Michael Cimino realizó un ejercicio de valentía cuando en 1978 estrenó su segunda película: «El Cazador» (The deer hunter, 1978). El film -un canto antibelicista- disecciona y analiza las consecuencias de la guerra de Vietnam en la sociedad estadounidense a través de la experiencia de tres jóvenes de un pequeño núcleo siderúrgico de Pennsylvania. Por aquel entonces, EEUU aún no se había recuperado del fuerte shock provocado por su estrepitosa intervención y posterior huída con lo puesto del Sudeste asiático. Su coraje, así como su estado de gracia, hizo que el largometraje fuese galardonado con cinco Oscars y dos premios del círculo de críticos de Nueva York.

Durante la década de los setenta, en el cine norteamericano se afianza una corriente autocrítica que trata de purgar, o al menos explicar, los pecados y excesos cometidos durante más de una década de presencia estadounidense en el Sudeste Asiático. A finales de los cincuenta, Joseph L. Mankiewicz ya anticipó alguno de los vicios ocultos del conflicto en su obra «El americano impasible» (The quiet american, 1958), inspirada en la novela de Graham Greene. El realizador francés Pierre Schoendoerffer analizó siete años después la debacle francesa en Indochina en la película «Sangre en Indochina» (La 317èmeThe Deer Hunter section, 1965) anticipando el que también sería el fin de los EEUU en el conflicto. El director galo retomaría el tema dos años después con el documental «La sección Anderson» (La section Anderson, 1967), vencedor de un Oscar. Del mismo modo, dos años después, el documental «En el año del cerdo» (In the year of the pig, 1968), dirigido por Emile de Antonio, sería nominado al Oscar.

En 1975 la academia de los Oscar volvería a poner de nuevo su punto de mira sobre la guerra de Vietnam. En esta ocasión, el documental «Corazones y mentes» (Hearts and minds, 1974), de Peter Davis vencería la estatuilla dorada gracias a un análisis desgarrador de las consecuencias del conflicto armado.

Michael Cimino tiene el mérito de ser el primer realizador de Hollywood en afrontar, sin concesiones, la realización de un film donde las heridas abiertas de Vietnam se ponen de manifiesto. Cimino se estrenó en la dirección en 1974 -bajo la batuta de Clint Eastwood– con la película «Un botín de 500.000 dólares» (Thunderbolt and lightfoot, 1974). El proyecto le reportó una fama meteórica y la posibilidad de obtener grandes apoyos para llevar a buen puerto su segundo largometraje, «El cazador».

«El cazador» hurga en lo más profundo de la sociedad norteamericana y pone sobre la mesa la historia de tres jóvenes –Michael (Robert de Niro), Nick (Christopher Walken) y Steve (John Savage)- obreros siderúrgicos y cazadores que, un buen día deciden acudir a la guerra para salvaguardar el honor de su nación en un lugar recóndito llamado Vietnam. Esta experiencia destrozará sus vidas y las de los suyos, convertidos en epítome de un país que, cuando fue estrenada la película, lloraba la pérdida de unos 58.000 hombres y el regreso a casa de miles de mutilados, tanto física como mentalmente.

El planteamiento propuesto por «El cazador» es un clásico del cine antibelicista. Obras capitales como «El gran desfile» (The big parade, 1925), de King Vidor; «Sin novedad en el frente» (All quiet on the Western front, 1930), de Lewis Milestone; o «El Puente» (Die Brücke, 1959), de Bernhard Wicki, ya habían abordado el tema de la guerra desde la perspectiva de esa inmensa máquina trituradora capaz de acabar con generaciones enteras de jóvenes condenados a ser carne de cañón. O lo que es peor, a vivir el resto de sus días sufriendo en su persona todo el horror experimentado.

vlcsnap-159682

La película de Cimino adolece de cierto exceso en el metraje. Su guión, escrito por Deric Washburn, se articula en torno a tres partes claramente diferenciadas.

La primera de ellas muestra la vida de los tres jóvenes junto a su resto de amigos en el pueblo de Clairton (Pennsylvania), sus duras condiciones de trabajo en los altos hornos, sus juergas y sus jornadas de caza en la montaña. Cimino pretende contagiar al espectador del espíritu jovial y despreocupado de la comunidad sobre la que se cierne el fantasma de la guerra. Propone largas secuencias, como la boda de Steve, en las que la narración se diluye por momentos. No obstante, esta estrategia contribuye a reforzar la sensación de deriva.

La segunda parte se centra en la guerra propiamente dicha. Apenas hay escenas bélicas en «El cazador». La experiencia de combate de Michael, Nick y Steve es narrada a través de una suerte de viaje alucinado hacia los confines del infierno, marcado por el cautiverio de los jóvenes en manos de un puñado de vietcongs que les obligan a jugar a la ruleta rusa. El macabro juego es una metáfora de la locura generalizada que imperó en el conflicto. Así mismo, marca al resto de acontecimientos narrados. Este es uno de los pasajes más controvertidos del largometraje. Determinados sectores de la crítica arremetieron contra Cimino al considerar que incurría en cierto maniqueísmo al otorgar a los guerrilleros vietnamitas el carácter de seres desalmados mientras que no retrataba ninguno de los oscuros episodios protagonizados por los estadounidenses.

El resto de la película se centra en el complicado retorno a casa. Vietnam ha demolido los pilares de la comunidad. Los jóvenes voluntarios han pagado un alto peaje que ha trastocado para siempre sus vidas. No sólo ellos han sufrido las consecuencias del conflicto, también los que les rodean, que se convierten en partícipes de su sufrimiento y ven como su porvenir se ha ido al traste. Mientras, en el Sudeste Asiático, la guerra expira su último aliento en una espiral de violencia y vicio. Saigon, la otrora perla de Indochina, es una ciudad corrompida donde los estadounidenses y sus colaboradores tratan de huir a la par que otros viven al límite, incapaces de escapar a sus miedos.

vlcsnap-161480

Cimino se apoya en un reparto coral encabezado por Robert de Niro y completado por otros pesos pesados de la interpretación como Christopher Walken, John Cazale, John Savage y Meryl Streep.

Robert de Niro interpreta a Michael, un obrero siderúrgico que vive la caza con una pasión desmedida y por cual sus amigos profesan una gran admiración. De Niro fue nominado al Oscar al mejor actor de 1978 por su interpretación. Sin embargo, el galardón recayó en Jon Voight por su papel como veterano de la guerra de Vietnam en la película «El regreso» (Coming home, 1978), de Hal Ashby. De Niro llegó a señalar que su papel en la película de Cimino fue uno de los más duros de su carrera.

Por su parte, Christopher Walken da vida a Nick, compañero inseparable de Michael. Walken encarna a un personaje atormentado por la guerra. Sella una interpretación que impacta en el espectador. Su papel, uno de esos imposibles de olvidar, le sirvió el Oscar al mejor actor secundario.

«El cazador» fue la última película del malogrado John Cazale, fallecido en marzo de 1978 como consecuencia de un cáncer. A pesar de que su enfermedad ya había sido diagnosticada, decidió seguir trabajando. Cabe señalar que por aquel entonces, Cazale compartía una relación sentimental con Meryl Streep. Cimino decidió cambiar las fechas del rodaje para filmar primero todas las escenas de Cazale. Su situación era conocida por todo el equipo técnico, que llegó a plantearse la participación del actor por temor a que su posible fallecimiento tuviese lugar antes de que todas sus apariciones fuesen grabadas. Cazale cumplió con su cometido y murió antes del estreno del film.

Meryl Streep tuvo la oportunidad de permanecer junto a su novio a lo largo del rodaje. Sin embargo, la actriz llegó a reconocer que su papel no le despertó gran interés cuando le fue propuesto. Streep encarna a Linda, la hija de un alcohólico que se ve obligada a abandonar su domicilio. Su personaje se encuentra entre dos hombres que la desean, Michael y Nick. La guerra también hará mella en su persona, separada de su amor y de las expectativas de una vida más plena.

John Savage interpreta a Steve, el primer gran papel de su carrera como actor. Steve contrae matrimonio justo antes de acudir a la guerra. Allí sufre horrendas heridas. Este personaje se alza como ejemplo de aquellos en los que el conflicto dejó cicatrices imborrables con las que lidiar el resto de sus vidas.

vlcsnap-164536

Pierre Segui, que da vida al corredor de apuestas francés, sirvió con el ejercito colonial francés durante la guerra de Indochina. A modo de anécdota, es preciso señalar que uno de sus amigos perdió la vida jugando a la ruleta rusa. Segui, que regentaba un restaurante en Bangkok, también aparece en la escena de la plantación de caucho de «Apocalypse now».

La música original de la película fue compuesta por Stanley Myers. Además, John Williams se encargó de interpretar a la guitarra el tema principal del film, «Cavatina». La banda sonora incluye varias canciones como la famosa versión de «Can’t take my eyes off you» de Frankie Valli o «Foxy lady», de Jimi Hendrix.

«El cazador» se convirtió en todo un éxito. Además del Oscar al mejor actor secundario conseguido por Walken, logró cuatro estatuillas más: a la mejor película, al mejor director, al mejor sonido y al mejor montaje, dirigido por Peter Zinner, conocido por trabajar junto a Coppola en la primera y segunda parte de «El Padrino». El film fue la última gran película de Cimino. La carrera del director se precipitó bruscamente después de que arruinase a la compañía United Artists, tras quintuplicar el presupuesto de su siguiente film, «La puerta del cielo» (Heaven’s gate, 1980).

«El Cazador» se anticipó en un año al estreno de «Apocalypse now» (Id., 1979). A pesar de que la obra de Coppola también fue nominada al Oscar en 1979, no logró la estatuilla. Quizá demasiado Vietnam para los hombres de la academia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s